Turismo Turismo Rural Valencia

Xàtiva

Capital de la comarca de La Costera, al sur de la provincia y a 59 km de Valencia, Xàtiva es una de las más emblemáticas poblaciones valencianas que pueden considerarse como de recia personalidad. Su historia es densa y posee por ello un importante patrimonio artístico. Sus habitantes se conocen como setabenses o socarrats ("chamuscados", por la quema de la ciudad a manos de Felipe V).

El poblamiento de Xàtiva es de los más antiguos en toda la fachada mediterránea, como atestiguan los hallazgos de la Cova Negra, pertenecientes al Paleolítico Medio. La ciudad se remonta a la cultura ibérica y ha conservado su topónimo Saiti.

La romanización se inició en el siglo II a.C., siendo elevada a la categoría de municipio romano con el nombre de Saetabis Augusta, en honor al emperador Octavio César Augusto. Durante toda la época romana fue un importante nudo comercial, al estar situada al pie de la Vía Augusta, y fue conocida en el Imperio por la producción de lino y la fabricación de textiles.

Ya en época visigoda, durante los siglos VI y VII, fue sede episcopal de la Iglesia Católica, sufragánea de la Archidiócesis de Toledo que comprendía la antigua provincia romana de Cartaginense en la diócesis de Hispania.

Tras la conquista musulmana en 711, la ciudad se denominó Medina Xáteba. Durante este periodo se fortificaron los castillos y la ciudad ganó importancia como plaza fuerte. En 1094 sirvió de refugio para las tropas almorávides derrotadas por el Cid en la batalla de Cuarte. A comienzos del siglo XIII era cabeza de un pequeño estado musulmán dependiente de Valencia.

Tras conquistar Valencia en 1238, Jaume I puso sitio a Xátiva en 1240, aunque lo levantó al llegar a una tregua con el alcaide musulmán de la ciudad. Sin embargo, la inestabilidad política obligó a Jaume I a intervenir de nuevo, conquistando la ciudad en 1244, al poco de firmar el Tratado de Almizra (1244) con Alfonso X el Sabio. Al rendir la ciudad, Jaume I respetó la mezquita, que no se derribó hasta el siglo XVI. Bajo el dominio cristiano la ciudad, ya con el nombre actual de Xàtiva, se convirtió en la segunda ciudad más importante del Reino de Valencia. En 1347 el rey Pedro IV le concedió el título de ciudad.

La expulsión de los moriscos en 1609 supuso la pérdida de casi la mitad de los habitantes de la región, quedando despoblados más de 100 de sus núcleos de población. Esta crisis demográfica vino seguida de otra de tipo económico y ambas se vieron agravadas por las epidemias de peste que se sucedieron a mediados del siglo XVII.

Durante la Guerra de Sucesión (1701-1714), Xátiva tomó partido por el archiduque Carlos, y padeció duros asedios por parte de las tropas borbónicas. Felipe V se ensañó con Xàtiva, a la cual ordenó quemar y sustituyó su nombre, durante casi un siglo, por el de Nueva Colonia de San Felipe.

En 1748 diversos terremotos causaron grandes desperfectos, hasta el punto de que la Iglesia de Santa Tecla se derrumbó completamente y el Castillo quedó prácticamente abandonado. La economía, además, comenzó a deteriorarse a finales del siglo XVIII, al quedar fuera del nuevo Camino Real de Madrid a Valencia, que pasaba a unos 4 km de la ciudad.


Visitas de interés:

- El Castillo. Encaramado sobre la sierra Vernissa, domina completamente la ciudad. Su núcleo original, situado en el actual Castillo Menor es de origen ibérico y fue posteriormente habitado por los romanos, quienes también comenzaron la construcción del Castillo Mayor. El conjunto actual, sin embargo, presenta una arquitectura principalmente islámica o de estilo gótico. Fue prisión de estado de la Corona de Aragón, y fue considerado durante muchos siglos como la plaza más fuerte del Reino de Valencia. Fue declarado Monumento Nacional en 1931.

- La Alameda. Se trata de un hermoso jardín que viene a delimitar el casco antiguo de la parte moderna de la ciudad.

- El Hospital Real. Data de los siglos XV y XVI. Destaca su hermosa fachada, con una puerta gótico-florida en el extremo derecho y otra puerta, esta vez plateresca, en la parte central.

- El Almudín. Se trata de un edificio de estilo gótico, construido entre 1530 y 1548, del que destaca su fachada y el patio interior con columnas jónicas. En 1919 fue convertido en Museo de Bellas Artes y, posteriormente, en Museo de la Ciudad. En él se exhibe el famoso retrato de Felipe V colgado del revés por haber ordenado la quema de la ciudad.

- La Colegiata-Basílica. Conocida popularmente como La Seu, es un templo catedralicio que empezó a construirse en 1596 sobre el solar de la antigua mezquita. Su construcción, sin embargo, se alargó hasta el siglo XIX debido a problemas económicos. En su Museo hay retablos medievales y orfebrería de gran valor.

- La Iglesia de San Félix. Es una de las iglesias más antiguas de toda la Comunidad Valenciana, datando del siglo XIII. Fue construida por el rey Jaime I después de reconquistar la ciudad en 1244. Conserva pinturas medievales de los siglos XIV al XVI.

- La Iglesia de San Pedro. Se levantó en el siglo XIV sobre una antigua mezquita existente en la plaza del Mercado, donde se solía celebrar la feria de ganado. Sigue el modelo de los templos de conquista. Destaca su artesonado gótico-mudéjar, decorado con franjas polícromas, pámpanos, motivos geométricos y escudos.

- El Hospital Mayor de Pobres. Sus obras comenzaron en el siglo XV pero no terminaron hasta mediados del XVI. Su planta es cuadrangular, con patio y jardín interior. La fachada, de piedra, pertenece al estilo renacentista, con puerta principal plateresca y puerta de la capilla en estilo gótico tardío. Alberga la sede de la Mancomunidad de la Costera.

- La Casa natal de Alejandro VI. Palacete urbano del siglo XVI, en donde nació y residió en España el Papa Alejandro VI.

- El Palacio de Alarcón. Construido entre 1715 y 1730, alberga en la actualidad el Palacio de Justicia.

- El Palacio de los Mahíques Sanz. Se comenzó a construir a principios del siglo XVII, aunque se amplió considerablemente en los años 20 del siglo pasado. Actualmente alberga la Casa de la Cultura de la ciudad.

- El Edificio Botella. Construcción residencial de estilo modernista que data de 1906.

- El Real Monasterio de la Asunción. Edificio conventual de estilos gótico y barroco construido en el siglo XIV y con posteriores reformas y ampliaciones de los siglos XVI y XVIII.


Fiestas y tradiciones:

- La Feria de Xàtiva. Se celebra del 15 al 20 de agosto desde 1250. Era básicamente una feria agrícola y ganadera, pero ahora se ha ampliado su contenido, que abarca todo tipo de transacciones comerciales, festivales de música, teatro, cabalgatas, juegos florales, corridas y novilladas.

- En marzo también celebra las fiestas de San José, con las Fallas al estilo de la ciudad de Valencia.

- El 25 de noviembre se celebran Les Catalinetes. Se trata de una celebración infantil que tiene lugar el día de Santa Catalina. Es costumbre realizar una excursión por el campo para merendar un pan especial con anís acompañado del torró de gat.

- Se están recuperando con éxito las celebraciones propias de Semana Santa y la procesión del Corpus Christi, de antiquísima tradición.

- Existe una gran afición a los toros.


Gastronomía:

La gastronomía de La Costera es rica, variada y tradicional, reflejando lo que se conoce como la cocina mediterránea en la que abundan las verduras y las frutas, así como una gran variedad de arroces. De hecho el arroz es la base principal de platos tan característicos como el arròs al forn, la fideuà, el arròs caldós, el arròs amb fesols i naps, el arròs amb bledes y el arròs blanquet. Otro plato de los llamados populares es el puchero que sirve para más de una comida, ya que del mismo caldo sobrante posteriormente se hacen otros platos.

Los dos dulces por excelencia de origen árabe: la monxàvena y l’arnadí, los dos dulces más populares y conocidos en la comarca de la Costera elaborados con calabaza, almendra, piñones y canela. Otro dulce destacable es la taronja de Xàtiva, también de origen árabe que fue descrito por primera vez por un gran maestro cocinero llamado Robert de Nola en el siglo XV.


Artesanía:

Cerca de l’Ollería se puede comprar buen vidrio artístico, y en Vallada y Moixent, muebles y artículos de mimbre, bambú, caña y rattán. Y en Canals, productos textiles.


Más información:

Ayuntamiento
Albereda Jaime I, 35
46800 Xàtiva (España)
Tfn: 962 289 800
Web: www.xativa.es






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2018 http://www.turismoruralvalencia.es. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:25.