Turismo Turismo Rural Valencia

Tavernes de la Valldigna

Es la entrada natural desde el litoral a la comarca de la Valldigna, nombre que, según la tradición, deriva de la frase que pronunció Jaime I de Aragón al contemplar la zona: “és la vall digna d’un rei…”. Y, efectivamente, encantos le sobran a estas tierras, cubiertas por un verde tapiz de huertas y naranjales, protegida por un abanico de montañas pobladas de bosque mediterráneo y, como fachada marítima, una playa de 6 km de longitud que obtiene la bandera azul europea. Su patrimonio arquitectónico e histórico-artístico más importante es el Monasterio de Santa María de Valldigna. Situado en la comarca de la Safor, se encuentra a 54 km de Valencia.

La población actual es de origen árabe. Tras ser conquistada por las tropas de Jaime I de Aragón, en el siglo XIII, quedó sujeta a la jurisdicción territorial del Monasterio de Santa María de Valldigna, a cuya historia ha estado estrechamente ligada esta villa.

El monasterio fue construido en el siglo XIII por los monjes cistercienses, después que Jaime II donara estas tierras al Monasterio de Santes Creus, en Cataluña.

A raíz de la Desamortización de Mendizábal, en el siglo XIX, se inició un proceso de deterioro de dicho conjunto monumental, que ha durado hasta nuestros días. La Generalitat Valenciana adquirió su propiedad y ha iniciado un proceso de rehabilitación para recuperar su antiguo esplendor.


Visitas de interés:

- El Monasterio de Santa María de Valldigna. Fue fundado por Jaime II el Justo el 15 de marzo de 1298. Según la tradición, el rey, después de luchar contra los musulmanes en tierras de Murcia, al pasar por el valle se impresionó por su belleza y le dijo a su capellán fray Bononad de Vila-seca: Vall digna per a un monestir de la vostra religió, (valle digno para un monasterio de vuestra religión), a lo cual éste respondió: Vall digna. Es el origen del topónimo actual. Jaime II concedió las tierras al abad de Santes Creus para una nueva fundación cisterciense. La arquitectura del monasterio presenta tres etapas significativas en su construcción: a) la implantación gótica del siglo XIV, de acuerdo con los cánones del Cister; b) la importante renovación producida a raíz de las destrucciones causadas por un terremoto en 1396; y c) la segunda renovación y enriquecimiento definitivos después del nuevo terremoto de 1644, con sustituciones completas y nuevas dependencias, ya de etapa barroca en los siglos XVII y XVIII. El año 1835, con la desamortización, tiene lugar la exclaustración y el monasterio es abandonado por los monjes y vendido a particulares. En el año 1991, la Generalitat Valenciana adquirió el monasterio y empieza las actuaciones para recuperarlo.

- La Iglesia Parroquial de San Pedro. Su fachada ha sido recientemente restaurada y en ella destaca su reloj de sol y la puerta lateral.

- La Torre de Guaita. Torre vigía enclavada entre naranjos a la entrada de la Playa de Tavernes. Tiene planta circular de 6 metros de diámetro y está construida en piedra de sillería y mortero. Fue un elemento defensivo muy utilizado.

- El Castillo de Marinyén. Situadas en un escarpado risco se encuentran las ruinas del castillo que dio nombre al valle durante el periodo de dominio árabe, sirviendo más tarde de refugio a los monjes cistercienses en las revueltas de los moriscos y fue también prisión en algunas ocasiones.

- La Playa. Tavernes de la Valldigna dispone de 6 km de playas de buena calidad, por lo que no es de extrañar que obtenga la bandera azul europea.

- La Cueva de Bolomor. Está situada en la extremidad septentrional del macizo del Mondúver, en la Valldigna, a dos km de Tavernes. Este yacimiento ocupa una cavidad de unos 500 m2 en una altura de 100 metros sobre el nivel del valle. Fue descubierto por Joan Vilanova i Piera, en el año 1868. Bolomor prueba cómo eran las primitivas comunidades de pobladores que desarrollaron sus actividades económicas y formas de vida en las llanuras litorales valencianas.

- El Clot de la Font. Manantial situado a 2 km del núcleo urbano, en un paraje natural acondicionado para pasar un día en contacto con la naturaleza.

- El Mirador de La Valldigna. Situado a una altura de 350 metros con una hermosa vista panorámica de la zona costera desde Cullera hasta el Cabo de la Nao.

- Les Creus. Mirador situado a 580 metros de altura desde el cual se contempla una franja litoral que abarca de Valencia hasta Denia.

- El Mondúver. Montaña que se levanta a 840 metros de altura. Vista panorámica de las comarcas de Valldigna y Safor, la Ribera Alta y la Ribera Baja y parte de la Huerta de Valencia.

- La Montaña de l'Ombria. Monte que cierra la Valldigna por su vertiente sur. En esta montaña se encuentra el Barranco del Bolomor, paraje de gran valor ecológico y paleontológico.

- El Paraje de Sant Llorenç. Ofrece unas magníficas vistas panorámicas del mar Mediterráneo.


Fiestas y tradiciones:

- La Fiesta de San Antonio Abad. El 17 de enero se celebra esta festividad con la típica hoguera y la bendición de los animales.

- Las Fallas. Del 15 al 19 de marzo la ciudad se ve inundada de color y música con los monumentos falleros en honor de San José.

- Las Fiestas de San Juan Bautista. El 24 de junio se celebra la Noche de San Juan en las playas de Tavernes. Comienza la fiesta con un correfoc y, a partir de medianoche, la gente se moja los pies en el mar y salta las hogueras que esa noche arden en la arena.

- La Fiesta de San Lorenzo. Se celebra el día 10 de agosto con una romería hasta la ermita del santo.

- Las Fiestas Mayores. Se celebran durante la primera quincena de septiembre, en honor al Cristo de la Sangre y de la Virgen de la Divina Aurora. Destacan la dansa, el festival folklórico, el certamen de bandas de música, el concurso de paellas, las vaquillas y las competiciones de tiro y arrastre.


Gastronomía:

Además de la popular paella, son típicos los platos que tienen como ingrediente base el arroz, cocinado de diversas formas, todas ellas muy diferentes. Entre todos ellos destacaremos arroz al horno, el arroz con judías y nabos (l'arròs amb fesols i naps) y los pimientos rellenos de arroz. Otros platos típicos son el puchero con pelota y las cocas de mestall.

En cuanto a los postres es habitual en la zona el arnadí o la coca de almendra.


Más información:

Ayuntamiento
Plaza Mayor, 1
46760 Tavernes de la Valldigna (España)
Tfn: 96 282 40 15
Web: www.tavernes.org






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2018 http://www.turismoruralvalencia.es. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:26.