Turismo Turismo Rural Valencia

Bétera

Ubicada en la comarca del Camp del Túria, esta próspera población agrícola constituye una de las principales vías de acceso a la sierra Calderona. Bétera se encuentra a 15 km de Valencia y a 23 km del mar Mediterráneo, en la zona limítrofe con la huerta valenciana. La superficie cultivada es del 78% de su término, siendo mayoritariamente de regadío y dedicada al cultivo de naranjos. En cuanto al secano todavía se conserva parte del cultivo de algarrobos, olivos y almendros. También se mantiene una pequeña dedicación al ganado lanar y vacuno.

Los primeros habitantes del municipio de Bétera se remontan al siglo VI a. C., los iberos. En época romana se estableció una villa romana llamada L’Horta Vella en la zona de la huerta. A mediados del siglo V fue reconvertida por los visigodos en una granja, donde las termas son reconvertidas en una almazara.

Pero el origen de Bétera como aldea proviene de la época árabe, como lo indican dos de los principales restos arquitectónicos existentes en su término municipal: el castillo situado en el centro del casco urbano y la llamada torre Bofilla, que formaba parte del dispositivo musulmán para defender la ciudad de Valencia de ataques cristianos.

En el año 1237 se rindió voluntariamente a las tropas del rey Jaime I de Aragón, quien accedió a que sus ocupantes mantuvieran su religión, sus propiedades y sus costumbres.

En 1347, el Maestre de Calatrava expulsa a los musulmanes de Bétera y Bofilla. El siglo XIV la población padece los efectos de una gran crisis económica. A esto se une la crisis política provocada por la pretensión de la Orden de Calatrava de usurpar al reino las jurisdicciones civil y militar.

En 1364, y a causa de sus luchas políticas con Pedro I el Cruel, el rey Pere IV el Cerimoniós ordena destruir el castillo de Bétera, que no se reconstruirá hasta su muerte.

El siglo XVI comienza con las Guerras de Germanías. En 1521 sucede un ataque agermanat contra Bétera, Náquera y Serra, debido al carácter anti-mudéjar de estas milicias.

A consecuencia de la expulsión de los moriscos en 1609, Bétera queda casi despoblada, pasando de 1.050 a 350 habitantes en dos días, lo cual hace que la población caiga en un caos económico del que se aprovecharon los señores feudales, imponiendo condiciones muy duras a los nuevos colonos, a través e la carta puebla de 1610.

En la Guerra de Sucesión se puso de lado de los maulets, partidarios del Archiduque Carlos, hasta que el Conde de Torres-Torres invadió la población, y desde finales del siglo XVIII siguió el camino de muchas otras localidades valencianas.

En el siglo XIX el antiguo Reino de Valencia continuaba estando poblado por una sociedad fundamentalmente agraria, y con predominancia de los señoríos laicos. Por esto, y dado que Bétera se encuentra rodeada de huerta, se construyeron grandes masías señoriales.

Actualmente, en su término municipal se encuentra un complejo militar de gran importancia, en donde tiene su sede una de las divisiones operativas más destacadas del ejército español.


Visitas de interés:

- El principal atractivo monumental de Bétera es su Castillo. La antigua fortaleza árabe se halla en el mismo centro de la localidad y se compone de cuatro torres y una serie de edificaciones adosadas. Es interesante la visita al conjunto formado por el Calvario y la Ermita, del siglo XVIII, dedicada a la Divina Aurora.

- En las afueras se encuentra la Torre Bofilla, construcción defensiva correspondiente a la época árabe.

- La Villa romana de l’Horta Vella. El yacimiento se extiende sobre una gran área, en la margen derecha del Barranc de Carraixet, entre campos y acequias de riego, algunas de las cuales son acueductos romanos reaprovechados a lo largo del tiempo.

- El Poblado Íbero de Tos Pelat. Fue habitado por los primeros pobladores de Bétera de los que tenemos constancia desde mediados del siglo VI a.C. hasta el siglo III a.C. momento en el que fue abandonado.

- Las Masías. Son claros ejemplos de las construcciones que se realizaban en el siglo XVIII por parte de la aristocracia. Son fincas rústicas con una gran casa y otras construcciones anexas, rodeadas además de tierras de cultivo y ganado. En algunas de ellas todavía es posible encontrar alguna pequeña iglesia como construcción auxiliar.


Fiestas y tradiciones:

- Las Fiestas Mayores. Dedicadas a la Virgen de la Asunción, estas celebraciones del 12 al 22 de agosto son conocidas popularmente como las Fiestas de les Alfàbegues, que es la denominación en valenciano de las albahacas, unas plantas aromáticas que minan con esmero los vecinos de Bétera y que llegan a alcanzar los 2 metros de altura. El acto más vistoso es la Ofrenda de las Alfàbegues a la Virgen. Además hay verbenas, competiciones deportivas, concursos de bandas de música y una animada feria.

- En Bétera también se celebran otras festividades a lo largo del año, como la Pascua, durante las cuales se realizan varias procesiones religiosas, o las Fallas en marzo, en las que se plantan 4 monumentos falleros (Carraixet, Gran Vía del Sur, Gran Vía del Este y La Barraca).


Gastronomía:

Un pueblo tradicionalmente agrícola como Bétera ofrece a sus visitantes una gran variedad de frutas y verduras en la extensa huerta de su término municipal. Destaca por encima de todo la paella.


Artesanía:

En Bétera existen numerosas empresas dedicadas a la cerámica artística especializadas en la fabricación artesanal de figuras de porcelana.


Más información:

Ayuntamiento
C/ José Gascón Sirera, 9
46117 Bétera (España)
Tfn: 96 160 03 51
Mail: ayto-betera@betera.es






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2018 http://www.turismoruralvalencia.es. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:28.