Turismo Turismo Rural Valencia

Ayora

Capital de la comarca del Valle de Ayora, la localidad posee uno de los más extensos términos municipales de la Comunidad Valenciana, delimitado por la sierra de Enguera, la sierra de Mugrón, la sierra del Caroig y la Muela de Bicorp. Situada a 130 km de distancia de Valencia ciudad, Ayora acoge un paisaje accidentado, con parajes de gran belleza, en los que todavía se conservan grandes bosques de pinos.

Fue poblada desde tiempos muy remotos, como lo evidencian los diversos abrigos rocosos con pinturas rupestres que existen en su término municipal.

La llegada de las legiones romanas y la progresiva latinización trajo consigo la decadencia del poblado ibérico y la ocupación de las tierras bajas, estableciéndose nuevos asentamientos en los llanos, al amparo de la larga pax romana.

En el 790, tras la muerte de Teodomiro, señor de la zona, el Valle pasó a incorporarse al Emirato andalusí y posteriormente al califato de Córdoba.

Las disputas fronterizas entre reinos cristianos medievales se resuelven con la reconquista por el rey Jaime I, el Conquistador, que la cede a Castilla en el Tratado de Almizra (1244), por lo que la repoblación se lleva a cabo por castellanos, lo que explica el habla castellana de la comarca. La pertenencia al reino de Castilla se mantendrá unas décadas, hasta la firma del Tratado de Campillo (1281) entre el rey castellano Alfonso X el Sabio y Pedro III de Aragón, por el que se cede el Valle como compensación de guerra por la ayuda prestada en la pacificación de la revuelta morisca. No obstante, la definitiva integración de Ayora en el reino de Valencia, dentro de la Corona de Aragón, no se fija hasta la firma del Acuerdo de Elche (1305), durante el reinado de Jaime II.

La promulgación del edicto de expulsión de los moriscos de Felipe III (1609) provocó levantamientos en toda la comarca. Refugiados en la Muela de Cortés, al amparo de baluartes naturales de fácil defensa, se oponen sin éxito a la ley. Esta expulsión tuvo funestas consecuencias, ya que empeoró el problema de la despoblación, con la consiguiente ruina de la agricultura y demás actividades económicas, agravada por problemas de sequía, hambre y epidemias.

El conflicto internacional de la Guerra de Sucesión Española (1701-1715) entre Felipe de Anjou –el futuro rey Felipe V– y el Archiduque Carlos afectó directamente a la villa, por su proximidad a Almansa, lugar donde se desarrolló la famosa Batalla de Almansa (1707) que supondrá la victoria definitiva de Felipe V. El apoyo ayorino a la causa del archiduque Carlos fue duramente castigado por las tropas borbónicas.


Visitas de interés:

- Ayora está dominada por los restos de lo que fue un importante castillo medieval, perteneciente a los señores de la villa, los marqueses de Zenete. Construido a mediados del siglo XIII, tras la reconquista cristiana, sobre una antigua construcción árabe. Se conserva la torre del homenaje y una monumental puerta del siglo XVI. Esta fortaleza fue sitiada durante la Guerra de Sucesión por las tropas de Felipe V, a las cuales tuvieron que rendirse los ayorinos el 23 de abril de 1707.

- La Iglesia de San Blas. El templo más antiguo de Ayora, posiblemente del siglo XIII.

- La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Este templo de estilo gótico destaca por su gran tamaño, que revela el poder y la riqueza de los marqueses de Zenete. Es uno de los máximos exponentes de la arquitectura renacentista de la Comunidad Valenciana.

- La Iglesia de Santa Lucía. De reducidas dimensiones, está construida en el barrio moro, sobre el solar de una antigua mezquita.

- Las Ermitas. Ayora dispone de multitud de ermitas a lo largo del municipio, de singular belleza por su situación en el entorno natural. En los alrededores destacan la de la Virgen del Rosario, la del Ángel, la de la Cruz y la de San Antón. Enclavadas dentro de la propia población conviene mencionar la de Santa Bárbara, la de Santa Lucía y la de San José.

- La Lonja. Edificada en 1892 sobre el solar del antiguo Ayuntamiento. Su airosa estructura metálica es modernista y se sitúa en el centro del pueblo, al inicio de la Plaza Mayor.

- El Convento de San Francisco. Fundado por la orden franciscana, su construcción data de 1573, aunque fue reedificado en 1778. Actualmente alberga la Casa de la Cultura y la Oficina de Turismo.

- La Cruz de San Antón. Situada a la entrada de la villa desde Almansa. Cruz de término, de estilo gótico, labrada en piedra bajo un edículo con cuatro columnas que la cobija. Del siglo XV. Ha sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2011.

- Castellar de Meca. Poblado ibérico emplazado en una alargada meseta situada en el extremo noroeste de la sierra del Mugrón. Constituye un impresionante conjunto, siendo una de las ciudades ibéricas de la Edad del Bronce más espectaculares de la península. Posee la declaración de Monumento Histórico Artístico Nacional desde 1931.

- Las Pinturas Rupestres de los abrigos de Tortosilla y El Sordo. Se encuentran situados al este de la población, en plena sierra, y ofrecen pinturas rupestres de estilo levantino de hace 10.000 años, con temas relacionados con la caza. Desde 1998 tienen la categoría de Patrimonio Mundial por la UNESCO.


Fiestas y tradiciones:

- La Romería del Santo Ángel Tutelar. El segundo lunes de enero se celebra una fiesta de especial devoción para los habitantes del municipio cuyo principal evento es la romería a la ermita construida en su honor, en conmemoración al Milagro del Ángel, el cual, libró de la peste a la población en el año 1392.

- Las Fiestas Mayores. Dedicadas a la Virgen de la Asunción, se celebran a partir del 15 de agosto durante una semana, siendo los actos más populares la ofrenda de flores, la procesión y la entrá de las vaquillas.

- La Fiesta de San Andrés. Patrón de la localidad. Se celebra el 30 de noviembre.


Gastronomía:

Al igual que el resto del Valle de Ayora, la localidad tiene una gran especialidad gastronómica: los gazpachos. Existen varias modalidades, con carne o con verdura. Tienen en común estar elaborados a base de la tradicional tarta hecha con harina y agua.

Otros platos típicos de Ayora son la gachamiga, el ajetao y el aguamiel.

Tienen mucha fama los melocotones de la zona.

Pero es la miel la joya de esta comarca.


Más información:

Ayuntamiento
C/ Marquesa, 60
46620 Ayora (España)
Tfn: 96 189 00 02






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2018 http://www.turismoruralvalencia.es. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:31.