Turismo Turismo Rural Valencia

Alzira

Capital de la Ribera Alta del Júcar, a unos 36 km de Valencia ciudad, Alzira es una de las poblaciones de la provincia que ha alcanzado gran pujanza gracias al fuerte desarrollo del sector cirtrícola, que fue complementado posteriormente con la creación de industrias muy importantes. Alzira está rodeada por una auténtica alfombra verde formada por miles de huertos de naranjos que son regados por el río Júcar.

Alzira es de origen musulmán. Bajo la dominación árabe se denominó Al-Yazirat Suquar, que significaba “la isla del Júcar”, ya que estaba en aquellos tiempos rodeada completamente por el río citado, uno de cuyos brazos abrazaba el casco urbano, hasta que fue desecado siglos después. Durante esta época, Alzira alcanzó gran importancia, considerándose como una de las llaves más decisivas para el control de la comarca de la Ribera del Júcar, ya que era la única población que disponía de un puente sobre el mismo. Ya en el siglo XII, el geógrafo musulmán Idrisi elogió la gran belleza de los alrededores de Alzira, plantados con gran número de árboles frutales de diversas clases. El rey Jaime I el Conquistador se apoderó de Alzira el 30 de diciembre de 1242, pactando con sus vecinos árabes el respeto de su religión y propiedades, aunque se les obligó a residir en los arrabales, mientras que los cristianos ocupaban la villa y su recinto fortificado. Jaime I le otorgó el título de “coronada y fidelísima” y por blasón le dio el escudo real, con una llave. Éste mostró gran predilección por Alzira, en donde pasó largas temporadas y en donde, el 26 de junio de 1276, renunció al trono y proclamó rey a su hijo, falleciendo tan sólo 24 horas después en Valencia. Durante la Guerra de Secesión, Alzira fue partidaria del archiduque Carlos, por lo cual, al triunfar la causa borbónica, Felipe V abolió sus fueros y privilegios municipales. La villa ha sufrido a lo largo de su historia graves riadas que inundaron la ciudad y gran parte de sus campos, causando graves daños personales y materiales. Una de las más catastróficas fue la de 1982, ya que al devastador desbordamiento del río, cuyo nivel subió varios metros a causa de unas intensísimas lluvias, se unieron los efectos del desmoronamiento de la presa de Tous, situada pocos km aguas arriba del Júcar. En este lugar se recuerda aquellos hechos como La Pantanada.


Visitas de interés:

- Alzira ofrece una interesante riqueza monumental, localizada principalmente en la Villa o centro histórico, hoy peatonalizado, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en constante recuperación.

- La Cruz Cubierta. La leyenda de que Jaime I el Conquistador murió en el lugar donde se emplaza la cruz, mientras era trasladado a Valencia, fundamenta para algunos su construcción. No obstante los historiadores sitúan su muerte en la residencia que el rey tenía en Alzira, considerando la cruz como un símbolo de la conquista de la ciudad para la civilización cristiana-occidental.

- El Ayuntamiento. Edificio del siglo XVI. Ocupa un palacio de estilo gótico-renacentista, típico de las mansiones valencianas, construido entre 1547 y 1603. En 1930 fue declarado Monumento Nacional. El Archivo Municipal de Alcira, custodiado en esta Casa Consistorial, contiene algunos de los más valiosos legados documentales de la Comunidad Valenciana.

- Los Casilicios del Puente de San Bernardo. Antiguo Puente de San Agustín, del siglo XIII. En 1717 se instalan los casalicios con los patronos, pasando a denominarse Puente de San Bernardo o Pont de Sant Bernat. En 1967, la eliminación del brazo del río Júcar que atravesaba la ciudad llevó consigo la desaparición del mismo y la urbanización de la actual avenida de los Santos Patronos o Sants Patrons, respetando el monumento en mitad de esta vía.

- La Iglesia Arciprestal de Santa Catalina. Este edificio data del siglo XIII. Construida sobre una mezquita, su actual arquitectura es de estilo barroco. Es la sede del Arciprestazgo de Alcira, dentro de la archidiócesis de Valencia.

- El Círculo Alcireño. Denominado popularmente La Gallera por haber sido originariamente círculo gallístico y haberse celebrado en él peleas de gallos, es un edificio neoclásico construido en la segunda mitad del siglo XIX por la pujante burguesía terrateniente local.

- El Gran Teatro. Edificio modernista de interesante interior, construido en 1921.

- Las Escuelas Pías. Hoy Casa de la Cultura. Imponente edificio del siglo XIX, que acogió a los padres escolapios hasta los años cuarenta del siglo XX.

- La Villa y la Muralla de Alcira. La Vila es el barrio más antiguo y corresponde a la antigua villa, rodeada totalmente por la muralla hasta la segunda mitad del siglo XX. Es de trama irregular con estrechas calles y pequeñas plazas. En ella establecieron su residencia los caballeros y aristócratas vinculados a Jaime I de Aragón tras la Reconquista. El circuito amurallado de la antigua Al-Yazira fue construido entre los siglos IX y X y rodeaba el núcleo urbano, rodeado a su vez por el Júcar, cuyo paso controlaba estratégicamente.

- El Santuario de Nuestra Señora del Lluch. Se encuentra situado en la cima de un montículo integrado en la trama urbana de la ciudad, llamado Montañeta del Salvador, en el lugar que ocupó la Ermita del Salvador. Fue levantado a partir de 1927, financiado por colectas ciudadanas, finalizando su construcción en 1966. Alberga la imagen de la Patrona de la ciudad, Santa María del Lluch.

- El Monasterio de La Murta. En el corazón del valle de la Murta subsisten los restos del histórico cenobio de jerónimos.


Fiestas y tradiciones:

- Las Fiestas Mayores. Dedicadas a los santos patronos Bernardo, María y Gracia, se celebran durante los diez últimos días de julio, organizándose grandes espectáculos de carácter cultural y musical, así como verbenas.

- En marzo, Alzira festeja a San José, plantando Fallas al estilo de la ciudad de Valencia y con programas de actos muy similares.

- Durante Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, muestra en las procesiones, en la que desfilan 23 pasos, su sentimiento religioso.

- En junio tiene lugar la popular romería al Monasterio de la Murta.

- Las Fiestas de Nuestra Señora del Lluch. El cuarto domingo de septiembre se homenajea a la patrona local, la Virgen de Lluch, cuyo santuario se alza en la famosa Muntanyeta.


Gastronomía:

La gastronomía de Alzira en concreto y de la comarca de La Ribera en general se inscribe en la llamada dieta mediterránea. Pero hay una serie de particularidades y de variantes que se deben conocer. Las tres modalidades fundamentales de los arroces, según las maneras de cocinarlos, son los caldosos, los secos y los guisados en paella, cuyos ingredientes son variadísimos.

También destacados son los buñuelos que se elaboran cuando llegan las Fallas o el arnadí de moniato y carabassa y les mandonguilles d´abadejo que se elaboran en Semana Santa. En Pascua es tradición comer les mones.

Entre los postres cabe resaltar sobre todo la naranja, que es la reina por excelencia, las frutas de temporada, los helados y los dulces.


Más información:

Ayuntamiento
Sant Roc, 6
46600 Alzira (España)
Tfn: 96 240 04 50






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2018 http://www.turismoruralvalencia.es. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:32.