Turismo Turismo Rural Valencia

Alboraya

Pese a que se encuentra muy próxima a la capital, la localidad de Alboraya posee su propia personalidad, manteniendo su actividad tradicional, la agricultura, con un producto estrella: la chufa, con la que se elabora la exquisita horchata.

En su término se han encontrado restos de villas romanas de época imperial, así como un busto de época adriana que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional. El núcleo urbano tiene su origen en una alquería andalusí que el rey Jaime I de Aragón otorgó al obispo de Huesca, Vidal de Canyelles, el 17 de octubre de 1238, junto con Almácera y otras posesiones. La propiedad de Alboraya pasó a manos de los Gil de Vidaura y, en 1331, a Gilabert de Noguera, quien fundó el señorío de Alboraya. En el siglo XV retornó a la jurisdicción real. El Consejo General de Valencia mandó en 1414 construir una ermita a la Virgen de los Desamparados junto al barranco de Carraixet, para consagrar los cementerios donde eran sepultos los ajusticiados y los desamparados. En la actualidad el edificio está en el término de Tabernes Blanques, al que fue anexionado en 1925.


Visitas de interés:

- La Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora. Data del siglo XVIII, aunque en 1240 ya aparece en los archivos de la Catedral de Valencia. Se trata de un templo de tres naves, con capillas laterales y decoración interior barroca.

- La Ermita del Milagro de los peces. Construida para conmemorar este milagro, se sitúa en la desembocadura del barranco del Carraixet, en su margen derecha. El edificio actual es de estilo neogótico.

- La Ermita de San Cristóbal. De pequeña nave en plena huerta, entre el polígono industrial y el Barranco del Carraixet.

- La Ermita de Vilanova o del Cristo de las Almas. En medio de la huerta, en desaparecida Masía de Vilanova.

- La Ermita de Santa Bárbara. En la pedanía del mismo nombre, en plena huerta.

- La Ermita de San Andrés o Sagrado Corazón de Jesús: Pequeña ermita de propiedad particular (conocida como la del Retoret), en la Masía del Retor, en plena huerta, sin culto.


Fiestas y tradiciones:

- Las Fallas. En torno al Día de San José, Alboraya disfruta de la festividad más importante de la Comunidad Valenciana.

- La Romería a la ermita dels Peixets. Conmemora en junio un hecho milagroso registrado en 1348, cuando fueron encontradas en la boca de unos peces dos formas eucarísticas.

- Las Fiestas Mayores. Se celebran del 5 al 13 de julio en honor del Corpus Christi y de San Cristóbal. En su programa de actos figuran representaciones teatrales, vaquillas, bou embolat, torneos de galotxa –modalidad de la pelota valenciana–, castillos de fuegos artificiales y el Día de la horchata.


Gastronomía:

El municipio de Alboraya está inexorablemente unido a una bebida muy apreciada por los valencianos, la horchata, que se elabora a partir de un tubérculo africano denominado chufa que fue introducido por los árabes en el siglo VII y que tan sólo ha conseguido ser cultivado en condiciones óptimas en la huerta de la localidad y de poblaciones limítrofes. Dicen los expertos que, además de ser un producto refrescante que se consume especialmente durante los meses estivales, es muy nutritiva. Se suele pedir horchata líquida o granizada, según el gusto del consumidor. Casi siempre se toma acompañada de fartons, una especie de rosquilletas blandas, dulces, típicas de Alboraya.

Un plato típico de la población es la paella de fetge de bou, con garbanzos, endivias e hígado de toro.

El dulce característico es la corona, a base de mazapán, crema de huevo, almendra, azúcar y bizcocho.


Más información:

Ayuntamiento
Milagrosa, 17
46120 Alboraya (España)
Tfn: 93 317 17 00






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2018 http://www.turismoruralvalencia.es. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:30.